El rey Felipe VI renunció a la herencia de su padre Juan Carlos y le sacó su asignación

También renunció a cualquier activo cuyo origen pueda no estar en consonancia con la legalidad.

El rey Felipe VI renunció a la herencia de su padre Juan Carlos y le sacó su asignación
También renunció a cualquier activo cuyo origen pueda no estar en consonancia con la legalidad.