Dicen que estamos trabajando... Pero es una injuria